Los Anglo-árabes españoles supieron corresponder con muy buenas actuaciones a la calurosa acogida que los organizadores tributan siempre a los jinetes españoles en el transcurso del Concurso de Barroca d’Alva. Y es que, como si reconocieran la orfandad de competición y gestión técnica en la disciplina de Concurso Completo de Equitación que existe en España, la gran cantidad de jinetes y caballos que se desplazaron hasta la finca de Alcochete para disputar las distintas pruebas que componen este ya tradicional concurso portugués, fueron siempre colmados de atenciones y facilidades. Entre ellas, sin ser la más importante, cabe destacar por su simbolismo, el que cedieran el honor de entregar el trofeo al jinete ganador de la prueba de mayor nivel del Concurso (CCI***) a nuestro presidente D. Antonio Campo Peña.

Carlos Díaz montando al Anglo-árabe criado por Campeagro SAT, Junco CP, fue el claro vencedor de este CCI*** de Barroca d’Alva, ya que ningún otro binomio, de los 15 que tomaron parte en él, consiguió finalizar sin faltas la prueba de cross y salto en pista, cerrando su participación con los mismos 52,6 puntos con que terminaba la prueba de doma.

El tres estrellas corto, CIC***, también fue un Anglo-árabe español, Nereo CP, el único caballo que conseguía finalizar sin penalidad en el recorrido de campo y en la prueba de salto, gracias a lo cual su jinete Albert Hermoso subía al tercer lugar del podio , con los 58,4 puntos que los jueces de doma le asignaron a su reprise.

Es también muy importante destacar que, en el CCI**, estos mismos jinetes, Díaz y Hermoso, colocaban en quinto y sexto lugar respectivamente a Sainete y Quilate, los dos Anglo-árabes que representaron a la cría española en el mundial de Lion d’Angers 2016, en la categoría de siete años.

Igualmente destacaron en el CCI* Alvaro Blanco-Traba y Andrea Nieto con sus respectivos Anglo-árabes nacionales.

También la joven amazona Rebeca Pichardo obtuvo su recompensa en Portugal, al alzarse con la victoria en la categoría “Preliminar” con su Anglo-árabe Nika del Talave. En este caso con una nota en la prueba de doma (48,0) que le daba margen suficiente de principio a fin.

Pese a estos buenos resultados la doma sigue siendo nuestra mayor debilidad, nuestros jinetes necesitan un apoyo técnico intensivo que les ayude a mejorar sus reprises. Solo hay que copiar lo que hacen en los países a la cabeza en esta disciplina, que no es otra cosa que contratar a profesores que hayan hecho domas con penalizaciones de 40 puntos, e incluso menores y recibir el apoyo técnico de un juez de tres o cuatro estrellas con experiencia.

De cualquier forma, estos resultados suponen un éxito de la cría del Anglo-árabe español en una competición del máximo nivel deportivo, como la de Barroca d’Alva, que cuenta con una envidiable organización y que atrae a jinetes de 17 países, modelo que podría ser copiado en nuestro país si se mostrara un poco más de interés por los responsables federativos de la disciplina.

© 2016 - Confédération Internationale de l’Anglo-Arabe